martes, 29 de mayo de 2007

ENSAMBLE KABIMBÚ BUSCANDO LA CIMA DE LOS PÁRAMOS TRUJILLANOS EN FRANKFURT

La música es poesía, es magia transformada en melodía, es viajar por el mundo con solo escuchar las piezas que suenan a vida y libertad; esto fue parte de lo que pudimos sentir el pasado domingo en el programa radial de Espacio Viajero cuando escuchamos en vivo en el estudio de Jazz 95.5 FM a la joven agrupación venezolana Ensamble Kabimbú.

Tienen un poco más de dos años tocando juntos estos cuatro jóvenes estudiantes universitarios de la casa que vence la sombras, la UCV, quienes se unieron para hacer de la música una fiesta, y ahora esa fiesta la volvieron poesía para llevarla al escenario y a la discografía.

Así como está elevado el Páramo Cabimbú en el Estado Trujillo, de la misma forma se levanta la música interpretada por este Ensamble conformado por Héctor Rattia, un caraqueño que toca la flauta de manera armoniosa, alumno del gran Eduardo Soto, además de ser fotógrafo y conductor del programa radial Fragmentos de Ciudad en una emisora comunitaria. Valentín Fina, percusionista caraqueño, un amante del deporte que ha tenido la oportunidad de tocar con Saxuslabababssu, Notas para la Sbornia, así como para el último disco de Andy Montañez grabado en Puerto Rico. Miguel Márquez, un poeta nacido en Valera, Estado Trujillo, el cual además de ser ganador del Concurso de Jóvenes Escritores de Monte Ávila, es el guitarrista y voz del grupo, además de pianista y compositor. Por último, Fernando Bencomo, violinista y violista de Trujillo, perteneciente a la Orquesta Filarmónica Nacional de Venezuela, músico de fila de la Orquesta Mundial de Juventudes con numerosas presentaciones en Venezuela, Polonia, Alemania, China y España.

Uno puede ver que Kabimbú es una pequeña muestra de la gran cantidad de músicos formados desde muy niños en los conservatorios, quienes nos representan dignamente en el mundo entero al tocar en Orquestas Sinfónicas y Juveniles en los distintos escenarios del planeta, solo que los cuatro miembros del ensamble le dieron a su formación las alas de volar por la música nacional y continental.

Nacieron en los pasillos de la UCV, tocando en Tierra de Nadie, en el Auditorio de FACES, y ahora fueron invitados para llevar fuera de nuestras fronteras lo mejor de la música venezolana y latinoamericana. El día 5 de julio de este año, en el marco de la celebración de los 196 años de la Independencia de Venezuela, en el Consulado de Venezuela en Frankfurt se hará sentir la percusión, violín, flauta y guitarra de Kabimbú, para que Alemania disfrute de una música de altura con sabor venezolano, con aroma caribeño y con color de Los Andes. Son 30 los temas que tienen montados, de los cuales una parte importante son temas propios, pero que bueno se va a sentir piezas como el Becerrito de Simón Díaz en los tres ritmos que fusionan Kabimbú en el medio de su alegría.

Tal como lo expresa la propia agrupación, este viaje a Europa “es una iniciativa de tal magnitud que requiere del generoso apoyo de colaboradores e instituciones que, bien en el marco de la Responsabilidad Social Empresarial o bien por generosidad propia, que permita recaudar los recursos necesarios para la realización de este ambicioso sueño que hemos querido llamar «Proyecto Kabimbú en Frankfurt». Se están realizando las gestiones de manera que este viaje no se limite únicamente a la presentación en el Consulado, sino que abarque de igual modo instituciones alemanas como la Universidad de Mannheim, museos y sedes diplomáticas de nuestro país en Alemania, así como de España, y el Bolívar Hall en Inglaterra”.

Esperamos que estos cuatro músicos sigan apuntando hacia la cima como lo hace el páramo trujillano, y que el apoyo de las instituciones privadas y publicas lleguen para que los ritmos venezolanos se sientan en otras tierras, así como en la nuestra, porque las melodías de Venezuela son hermosas, tanto o incluso más que una Bossa Nova brasilera o un Son cubano, y merecemos disfrutar de ellas y hacer que el mundo sienta nuestros tres colores en cada una de las notas tocadas por la fuerza armónica de Kabimbú.

2 comentarios:

Valentín dijo...

Edy, muy agradecido por todos esos comentarios que haces de nosotros, además de habernos dado la oportunidad de llegar a tu público y darnos a conocer un poco más. Cuenta con nosotros en lo que podamos ayudarte, y nuevamente, en nombre de Kabimbú Ensamble, muchísimas gracias!

Valentín Fina Oviedo
Kabimbú Ensamble

VIAJERO dijo...

Gracias a ustedes, y mucho éxito, estoy seguro que Alemania sentira la altura de Kabimbú.