sábado, 30 de junio de 2007

LA PUERTA DEL CIELO: LA MÁGICA CIUDAD DE MÉRIDA

Si deseas tocar las estrellas, estar cerca del cielo y sentir que eres parte de él, entonces visita a la amable y sorprendente Mérida, lugar donde volar es posible. Subir en su teleférico es una experiencia única en el planeta, ya que su recorrido, el más largo y más alto del mundo, te lleva a través de 12 kilómetros y medio, hasta el brillante Pico Espejo, ubicado en el Parque Nacional Sierra Nevada que está a 4.765 metros sobre el nivel del mar, obsequiando a tu vista las más suaves de las nieves blancas que cubren el punto más alto del país: el Pico Bolívar, donde puedes sentir que el cielo esta cerca de ti.

Tocar las estrellas es casi una realidad, ya que en Llano del Hato, esta el Observatorio Astronómico Nacional, que a 3.500 metros de altura podrás ver tan cerca las estrellas que te sentirás parte de ellas, donde un deseo siempre has de pedir al ver una estrella fugaz pasar por ahí.

Y ser parte del cielo también es posible en Mérida, ya que existen varios puntos donde puedes sentir la adrenalina al máximo, móntate y vive el vuelo del parapente, donde el cuerpo despega, para sentir que el aire y tu son uno solo.

Es así como Mérida se convierte en el lugar en esta tierra de gracia donde el cielo esta lo suficientemente cerca, tanto como las emociones que se viven en el marco de esta fiesta de la Copa América, cuando se juega en su hermoso Estadio Metropolitano, lugar donde el equipo de la académica “Estudiantes de Mérida” espera revivir la historia de sus grandes momentos de gloria.

Es así como mis estimados viajeros y viajeras, si el cielo es lo que buscan tocar, en Mérida lo podrán alcanzar.

1 comentario:

JJ - dijo...

Merida siempre es un sueño, visitarla, vivir su belleza, sentir su cobijo y tocar el cielo.
Un lugar que se graba en tus sentidos.
Viajero, gracias por este mágico paseo en tus letras.
Besos!