viernes, 8 de junio de 2007

UNA ZONA VIRGEN EN LA FRONTERA: CASTILLETES, DONDE LA FRANJA DE MAR SE HACE ETERNA

Muchos no lo saben, pero la franja más extensa de playa en Venezuela se encuentra ubicada al noroeste del Estado Zulia, zona que lleva por nombre de Castillete, y que cuenta con más de 80 kilómetros de blancas arenas y de un mar azul que solo es el comienzo de una aventura en el punto occidental donde nace Venezuela.

Según datos históricos Alonso de Ojeda al llegar a estas tierras fundo la población de Santa Cruz, un 3 de mayo de 1502, de ser así sería el primer poblado en tierra firme de toda Sudamérica, donde casas, cabildos, fortaleza y una iglesia se levantaron a las orillas de la estratégica Laguna de Cocinetas. Después de varios conflictos entre los hombres de poder que se encontraban sobre los suelos de la hoy Castillete, decidieron abandonar tan hermoso lugar.

Castillete esta a dos horas de Paraguaipoa, zona Guajira donde la comunidad Wayuu hace vida, y donde responsablemente debemos decir, que por ser esta franja zona fronteriza, se debe tomar todas las recomendaciones en materia de seguridad, así que de decidir viajar a Castillete hágalo en vehículos de doble tracción por lo difícil del camino, y segundo, anuncie a las autoridades de la Guardia Nacional, así como representantes de CORPOZULIA su visita para tomar las medidas que requiere el caso.

Estamos hablando de un lugar donde se levanta el primer hito que define nuestra frontera con Colombia, aquella donde las Aguas del Golfo de Venezuela hacen su presencia, ese mar azul intenso que hace de estas playas un lugar perfecto, tan virgen como los días de Alonso de Ojeda, por lo que no esperes encontrar servicios de ningún tipo en tu visita, pero de llevar tus implementos puedes realizar una buena pesca o disfrutar del kite surf gracias a los buenos vientos.

Castillete es paraíso perfecto, pero muy poco frecuentado por lo difícil de la zona, pero que esperamos que un día sea posible disfrutar del magnifico azul que se encuentra frente a esa franja de arenas, de dunas, de toboganes naturales, para deslizarse en ellas y sentir que estamos en el punto donde nace Venezuela.
Fotografías:
1. David Hernández Palmar. Publicada en "Estilos Maracaibo".

4 comentarios:

El Guajiro dijo...

Hola, Hermanos Venezolanos.

Soy Colombiano, y vivo en la hermosa península de la Guajira.

Yo quiero complementar un poco tu mensaje, porque solamente hablas de la parte venezolana de la Guajira, y en la parte colombiana hay infinidad de lugares, paisajes y poblaciones que comparten esa belleza.

Como dicen los indígenas Wayuu: Para nosotros no existe frontera Colombo-Venezolana.

Te invito a que visites mi blog, dedicado al eco/etnoturismo. voy poner un enlace a tu blog, que me pareció muy bueno

El Guajiro dijo...

Por cierto, me gustó mucho tu blog, y le puse un enlace desde el mío.

Saludos desde Colombia

VIAJERO dijo...

Hola Hermano Guajiro, aprovecho la oportunidad para saludarte y decirte que formas parte de una tierra maravillosa. En efecto se que para los Wayuu no hay Colombia ni Venezuela, y en algo tienen razón, porque más allá de esa línea limitrofe es más lo que nos une que lo que pueda separarnos. Un abrazo.

Naty dijo...

De verdad es un lugar maravilloso y magico tuve la oportunidad de ir y me parecio genial es una experiencia unica